Translate

lunes, 18 de abril de 2016

UN LATIDO DE TU CORAZÓN

             El horizonte escribió su ocaso, el cielo envejeció su azul y resurgió poderosa mi luna en la plenitud de tu mar. Aún podíamos ver lo que escribimos en nuestra playa, sobre la tibia arena que guardaba y abrigaba la desnudez de nuestros cuerpos. Indomable brisa que aleteaba húmedos sentidos al subir la marea del profundo deseo.

             Quedito te observé. Las pequeñas olas ya mojaban tus pies, pero en la mirada de mi dulce amor, solo estaba la fotografía de tu hermosa figura desnuda. Reflejos plateados que recorrían tu piel, acariciando poro a poro, sal y miel. Concentré pasión, aguanté deseo y exprimí anhelos en las ansias de mi carne por tocarte.

              Poco a poco, mis labios recorrieron tus piernas, poco a poco mis besos abrigaron tus temblores...Despacito, muy despacito, logré que tus caderas se rindieran a mi cariño y en él sumí mi aliento. Iban y venían las pequeñas olas y en su juego, el atrevimiento se convirtió en osadía. Te fundiste en sus aguas y sentiste mi lengua rasguñando tu intimidad...Y sentiste mis dientes, arrancando cada grano de sudor en tu cuerpo.

             Ahhh !!!...Mar que nos envuelves, mar que ahogas mi cara entre sus piernas, mar que llenas de orgullo mis manos, cuando acaricio sus pechos...Mar que enciendes mi luna y sacias la historia de esta noche.

             Ahhh !!!.. Luna que nos llevas a la sublime excitación entre tus sábanas, luna que meces con tu vaivén las mareas del deseo... Luna que iluminas mi arena y erizas miradas en la ternura de un roce.

            Ahhh !!!...Arena que te pegas como lapa en la piel de nuestra pasión, arena que limas asperezas y enalteces sentimientos...Arena que llenas su cuerpo de los versos, que en tí escribí en mi soledad.

             Mágico instante en que la marea nos cubrió, esotérico momento en que tus dedos abrazaron mi espalda, eterna poesía cuando tus manos acariciaron mi alma y la cubriste de amor entre tus pechos...Infinita música cuando escuché, un latido en tu corazón.