Translate

martes, 12 de julio de 2016

LOS MIEDOS DE TUS INFIERNOS


             Me viste llegar y cerraste tus ojos, clausuraste la puerta de los sentimientos y blindaste las ventanas de tu corazón. Hundiste las manos entre las plumas de tu almohada, zafaste con tus pies de rabia los hilos de las sábanas y cuando decidiste que tenías la necesidad de amar…Yo ya no estaba. En tu osadía,  jugaste con el tiempo y aprendiste que algunos no esperamos, en la pasión por tu orgullo, robaste ilusiones y viste como el espejo de la vanidad, desvanecía tus sueños.

             Escribiste tu añoranza, abrazaste paredes de soledad y cuando en tu agonía esperabas mi regreso, te diste cuenta que toqué otra puerta y que en ella se abrieron las ventanas de otro corazón. En nuestro fuego no quedaron brasas, pues fueron tantas las lágrimas de mi deseo que apagaron hasta la última chispa de esas viejas maderas.

             Y ahora pides a gritos un perdón que solo estalla en los vacíos del profundo eco, arrodillas tus súplicas pero las palabras solo llenan tu boca con las minúsculas de falsas promesas, llamas al teléfono de mi recuerdo y escuchas que este corazón ya está ocupado.

             Te perdiste entre los miedos de tus infiernos, te perdiste en la enredadera del orgullo y la mentira, jugaste sucio con los sentimientos,  sembraste tu egolatría y recogiste inseguridad. Con tu exquisita falsedad creaste una superficial bola de nieve, pero la vida convirtió tus engaños en un gran alud de piedras y rocas…Y te alcanzó.
            
            

             Mujer sepultada entre los escombros del profundo silencio, enterrada donde ni el viento se atreve a rozar el espacio, muerta entre los vivos de la esperanza…Olvidada entre los miedos de tus infiernos.