Translate

martes, 1 de noviembre de 2016

VIDA Y MUERTE


      Le compré tiempo a la vida y le robó un suspiro a mi muerte. Intercambié música con la eternidad y el infinito me regaló sus acordes. Le quité oxígeno al Universo y no palideció ninguna estrella. Intenté iluminar con otros colores mis paisajes y el viento de la soledad los dibujó de blanco y negro. Quise crear un nuevo mar con mis lágrimas y la poesía lo saturó con tanta sal, que vi mis versos caminar sobre él.
     Desdoblé todo mi espíritu y me sentí encima del mundo, acompañé mi alma en su viaje astral y sentí tanto miedo, que el infierno tatuó su escalofrío en mi piel. Pensé virtud y solo escuché con profundidad, el eco de mis defectos. Me senté en el juicio final y el juez era yo, salté el precipicio de los miedos y enredaron sus largos brazos entre mis pies hasta tocar el suelo del no olvido. En el hastío, dibujé belleza y se plasmó la hermosura del pecado.
     Quise intercambiar emociones y le dí sentimiento a la muerte, pero nunca me regaló más vida…Le prometí muerte a la vida y se cerró el pacto. Juré en vano y cruzando los dedos,  que el día de mi muerte sería el más largo y comprendido, pero la oscuridad se rió, las sombras se divirtieron y el sol, aceleró su ocaso. Vi de lejos acercarse el espacio, sentí cuando otros mundos eclosionaban tiempo y escuché la desgarradora profundidad de un grito…Ese grito que sale del alma de la muerte, cuando da nueva vida.

      Solté lastre y reté fecha y hora a mi muerte. Escondí mis sentimientos en el mar de la vida para que solo encontrara vacío y no aceptó el reto. Fingí un abrazo con la oscuridad, besé el orgullo de alguna sombra, pero solo desperté sospechas en el infierno. Decidí aprender y evolucionar, sentir y conquistar la pureza del amor, vivir y despreciar la soledad…Porque la muerte nunca se lleva vacíos y la vida nunca despejará sus incógnitas. La muerte es nueva vida en la energía de la Luz Total y la vida solo es un apéndice del gran aprendizaje. La muerte es parte de la vida y la pureza de la vida es lo que hay, después de la muerte.