Translate

lunes, 16 de enero de 2017

MIEDO


          Tienes miedo, los infiernos poseen tu alma, las sombras cierran tus ojos y el huracán no deja que se escuchen los latidos de tu corazón. Te sientes solo, ya el frío penetró tus entrañas, el escalofrío carcome tu piel y el temblor enmudece tus palabras.  Despacio respiras y poco a poco exhalas alientos y remordimientos, los dientes aprietan grietas en tus labios, la imaginación corre desahuciada en busca de un recuerdo,  el sueño solo duerme y la razón vaga sin ton ni son. Buscas luz y sumerges oscuridades en abismos tan profundos que ni tu garganta puede gemir. Abrazas humos y alcoholes para encontrar una explicación a tu vida y solo te cubren de amargura y crudas morales que vomitas en la primera alcantarilla social que encuentras. Maldices el poco oxígeno que penetra en tus pulmones, vistes con amargura las respuestas de libertad, quemas orgullo en casuales abrazos y vendes cara tu alevosía, por poder vivir. Revientas cielos que no conoces, destruyes lunas que ni siquiera su alma has leído y en tu querida miseria, cierras las puertas a la oportunidad, una y otra vez.  Carcomes sillas, erosionas tus codos en la mesa de la tragedia y abaratas tu memoria en cualquier foto de cualquier deseo…De cualquier pasatiempo. Cambiaste de nombre al deseo y le llamaste “momento conmigo”, cambiaste de nombre a la pasión y la llamaste “eyaculación”, cambiaste de nombre al amor y lo llamaste “olvido”. Y en tu miserable condición impuesta por ti mismo, cambiaste de nombre a la vida y la llamaste “lástima”.

            Eres único y no llegaste aquí para sentir miedo. Eres único y en mi oración está tu nombre. Eres único y vales la pena. Lucha porque nadie luchará por ti, vive porque nadie lo hará por ti…Siente, porque la vida es sentir, es llorar pero también reír, es sufrir pero también abrazar, es leer molinos de viento pero también recitar sueños, es trabajar pero también gozar, es dibujar pero también imaginar, es anhelar pero también conseguir, es ruido pero también silencio…Y en él vive la reflexión, la inteligencia y la decisión en nuestra libertad. En él vive nuestro propio conocimiento, la realización del alma y el verdadero sentir de nuestro corazón. Abraza un silencio y quizás abrazarás nueva vida, abraza un silencio y quizás empezarás a conocerte…Abraza un silencio y quizás morirán tus miedos. Cuídate amigo.