Translate

martes, 17 de enero de 2017

MONÓLOGO CON MI ALMA.


                    Esta noche hablé conmigo, me desafíe, me pregunté y tuve que responder. Lloré y sequé mis lágrimas, de vez en cuando dejé que los labios abrazaran mi mejilla con una leve sonrisa, pero no permití su diversión. Noche de reflexión y de poder, noche de encuentro conmigo mismo, noche de insomnio e inflexión. Escribiré un antes y un después, pensaré diferente y recordaré que nací para vivir, para sentir y para tomar mis propias decisiones.
                  Luna, que te veo llena en tu esplendor de madre, abre tu luz y deja que mi alma se alimente de ti. Viento que transportas en tus venas los fríos del ártico, penetra en mi piel para que pueda sentir un escalofrío. Osa polar, constelación del cangrejo, cometas apocalípticos y estrellas fugaces, llénenme del fuego del cielo para que pueda recitar una pasión. Versos de muertos poetas que solo llenáis polvo en las estanterías del olvido, abrid los libros de la nostalgia y dejad que vuestras poesías llenen de amor mi vida. Sentimientos que corréis por las esquinas de mi corazón, penétrenme y hagan que los sienta.
                  Alma!!! Te pido que estés esta noche conmigo porque necesito tu caricia, exijo que tu carne de luz me llene de ternuras, que tu espíritu abrace mi tristeza y que tu razón me explique mis porqué. Quiero que te sientes a mi lado y me escuches. Te serviré una taza de mi café o quizás te gustaría pegar tus labios en una copa de mis añejos tintos…Siéntete cómoda, quítate el abrigo porque ya prendí la fogata de las emociones. Desprende el primer botón de tu blusa porque en tu escote, fijaré la mirada. Relájate y por un momento piensa como yo, porque eres mía y en un instante te desnudaré.
                  Te parieron mucho antes de que el cielo inventara sus estrellas, viajaste Universos que no conozco, escribiste y reencarnaste corazones que hicieron historia en otros mundos y un día, llegaste a mí. Alguien te puso en mí y en ese momento abrí mis ojos…Y empecé a vivir. Eres mi motor, el motivo de mi existencia y la respuesta a mis preguntas. Ya no te quedes callada, porque en tu silencio viven los miedos, en tu timidez conozco infiernos y cuando siento tu soledad, solo abrigo la mía.
                  Explicas que debo ser maestro de tu nuevo aprendizaje, que soy el tren de tus oportunidades y que debo llevarte de nuevo a la Luz. Soy tu instrumento, tu envoltorio y tu cobijo. Soy tu referente, tu misión y tu religión…Pero soy humano y la historia de mi vida te llenó de miedos e inseguridades, mis acciones quizás no fueron las adecuadas y mis pensamientos quizás muchas veces fueron equivocados. Quiebra de una vez tu silencio, porque esta vez te escucharé, dame un consejo y partiré en dos mi destino…El antes y el después. El antes ya está escrito y el después lo escribiré contigo.
                 ¡Alma!, quédate conmigo y juntos, dejaremos huella en este mundo... Y el día que vuelvas a la Luz, dile que me conociste y que valí la pena.