Translate

martes, 10 de enero de 2017

PRECIOSO AMOR...


           Si pudiera escribir lo que siento por ti, imaginaría un papel hecho con los pétalos de tu alma, soñaría con las tintas de la eternidad para que cada letra viviera por siempre y crearía un sentimiento infinito,  que recorriera cada uno de mis versos. Los puntos serían lunas y las comas, estrellas. Las rimas compondrían música de ángeles, convertiría cometas en tildes y en cada una de tus respiraciones, sentirías como mi mar se transforma en tsunami para tu corazón.
           Si lograra que un día fueras mía, entenderías que también la noche tiene su Sol, que las estrellas nunca duermen y que la luna, jamás esconde su abrigo. Si fueras mía, entenderías el gemido del viento, la bravura del mar y la erupción del volcán. Si fueras mía, entenderías la razón del deseo cuando se convierte en pasión y comprenderías que la pasión se siente y se da, se siente y se da…Se siente y te das.
           Precioso amor, que sé que un día te tendré…A ti te escribo, porque más allá de esta vida, más allá de la muerte, te seguiré buscando. Precioso amor que te adoro en la profundidad de mi ser, que llenas de valor mi destino, precioso amor que convertiste el sueño, en canción de cuna para mi alma…Porque si un día vuelvo a nacer, quiero que sea en tus entrañas… Quiero nadar en tu vientre, comer de tu aliento y beber de tu leche. Quiero conocer  tan de cerca tus sentimientos que dejaré que mis pequeñas manos, dibujen mi alma en ellos, quiero sentir tan de cerca tu corazón que abriré mis ojitos con cada uno de sus latidos y quiero oler  tan de cerca el sudor de tu piel, que dejaré que mis labios se peguen por siempre en ella.
            Viviré y siempre te buscaré, escribiré la intensidad de mis sentimientos hasta que el cielo seque mis tintas, lloraré distancias y rasguñaré paredes de soledad, romperé con mis puños los muros de la intolerancia y callaré preguntas, enseñaré ignorancias y abrazaré la bandera de la libertad, pero siempre, siempre en mi sueño…Tú escribirás mi razón de ser, mi razón de vida y mi razón de amar. Precioso amor, que escondes tus ternuras en la literatura de mi luna, que juegas en los escondites de mis laberintos, que dejas que los dientes muerdan tus labios cada vez que me piensas…Precioso amor, tu sabes que un día, te encontraré.