Translate

viernes, 2 de junio de 2017

EL PRIMER BESO, NO SE REPITIÓ...


                 ¿Por qué no siento lo mismo? ¿Por qué ese primer beso ya no se repitió? ¿Por qué?
                 Labios que ya no escriben poesía en mi alma, labios que no son los mismos y ya mi boca secó sus ansias, aletargó mi deseo y se llenó de miedo. Barre el viento en su impertinencia las huellas del tiempo, pero la memoria respira todavía, esa dulce sensación del recuerdo. Grita el cuerpo su olvido, pero mis sentidos jamás olvidan esa pasión en mi boca. Un beso, el único beso que el amor enamoró y que jamás volvió a existir.
                 Ya mis labios amanecen grietas, mi garganta solo saliva traga y mis papilas solo adornan el recuerdo de esa lengua. Mi alma extraña un beso, ese beso que se da desde la dulzura del alma, desde la esponjosidad del corazón y desde la ternura del cielo. Fuiste mi primer amor y mi primer beso. Pero tú ya no estás, vives en otros brazos y tus besos ya son de otro…Discúlpame, pero buscaré un beso como el tuyo, un beso que dignifique al amor como el tuyo y un beso que se repita mil veces en mi vida, como no fue el tuyo.
                 Beso, que eres poesía de amantes, razón de sabios y el primer verso de un poeta. Beso que transmites el sentir de un alma enamorada, la explosión de un sentimiento y la ternura suave y dulce del corazón. Fuiste parido entre lenguas, dientes y labios, nadas en ríos de salivas y sales, fluyes quedito, hermoso y precioso, entiendes sin comprender y en tu cálida humedad acaricias el sudor del espíritu. Hace mucho tiempo que no te siento así, hace mucho tiempo que no has penetrado mi coraza y hace mucho tiempo que te extraño.
                Haré un trato contigo, un juramento de vida y una promesa de amor: Te esperaré, sentado en el portal de mis deseos, aguardaré en silencio hasta que llegues, pegaré mis labios y solo dejaré que de tanto en tanto mis dientes los rasguñen. Mi mano tapará los indecentes vientos, las tormentas de arena y los pétalos que se acerquen, de ajenas rosas. Serás tú mi sueño y solo tú cubrirás mi boca, lamerás mis dientes, abrazarás mis labios y jugarás con mi lengua. Sólo tú volverás a leer pasión en mi cara y solo tú, borrarás este verso de  mi alma, este verso que me recuerda,  que el primer beso, no se repitió.