Translate

martes, 2 de febrero de 2016

ÉXTASIS

ÉXTASIS
En tu viento encontré mi razón de ser, en tus ráfagas creció mi pasión, tomé el aire de tu reflejo y me enamoré de tus versos.
Quizás tiemblan mis manos al rozar tu piel pero es mi ansiedad, quizás sientas profunda humedad en mi boca, quizás veas recorrer los labios con mi lengua una y otra vez. Obsesión espiritual por el nacer del deseo junto a ti, perversión sexual que excitas mis sentidos, calidad de momento que justificas una vida.
Naturaleza hecha mujer, pasión que llenas de fuego mis sentimientos, dura erección en el profundo abrazo de tu amor.
Preparé nuestro encuentro en la exquisitez, sembré rosas en tu camino y abrí la poesía del erotismo en nuestra alcoba.
Rasgué la frigidez de tu indecisión y calmé con mis caricias el nervio latente en tu silencio, solapé tus tímidas miradas con ternura.
Desnudé poco a poco tu cuerpo sin que tu alma advirtiera mi peligro. Ya sin miedo te uniste al suave abrazo de mi luna, sin dolor empezaste a comprender que podías escribir tus letras e mi cuerpo, sin vanidad entendiste que generosidad es dar.
Besaste mi hombro y sembré salivas en tu cuello. Susurraste mis oídos y en el abrazo, mis manos poseyeron tu espalda. Sentí arrogantes tus pechos y poderosas tus manos separando mis muslos, sentí el olor de mi anhelo en tus cabellos mientras tus rodillas acariciaban mi vientre.
Pedazo de mujer que agobias de ternura mi cuerpo, pedazo de mujer que en tu posesión revientas mi obsesión, pedazo de mujer que mueves sensaciones y alborotas pecados, pedazo de mujer que escribes en tu propia piel mis pensamientos de hombre.
Umbral innegociable de los sentidos, ética subliminal de los instintos, explosión filosófica de un anhelo.
Y llegamos a la culminación, y llegamos al final del vaivén de nuestros cuerpos. Satisfacción final de una lucha de sentimientos hundidos en lágrimas de deseo,
Hermosa pintura fundida en los óleos de tu aceite, sabor perpetuo de una profunda ansiedad por ser, sublime instante del querer.
Virtud de mujer, deseo de hombre. Éxtasis que contagias mil versos que no pueden expresarte, éxtasis que negocias sentimientos y enalteces heroicas historias en el desamor, éxtasis que fundes memorias y escribes pasiones.
Intensidad, sensación de plenitud, saciedad de infinito placer, orgasmo consentido, ÉXTASIS!!!, máxima eyaculación de mi alma.