https://publishers.propellerads.com/#/pub/auth/signUp?refId=Tilr HISTORIAS DE ITACA: UNA CARTA A TU OLVIDO.

miércoles, 25 de abril de 2018

UNA CARTA A TU OLVIDO.


    
                Después de hablar con el tiempo, he comprendido que mi amor no es correspondido, que de tanto querer el poder tenerte ya debe ser parte del olvido, que en mi destino no está tu cuerpo escrito, que tanto silencio hace grande el infierno y el susurro  ya no llega a suspiro, que por ignorante te he perseguido pero por fin he entendido que si todavía estás lejos, es porque así lo has decidido. Libre te dejo porque en mi sudor estremezco miedos, en la garganta ahogo ansias, mis ojos lloran el recuerdo de tu mirada y cuando la noche se convierte en blanca, siento profundos, los arañazos de tanta soledad desgarrada. Duele en el escrito la palabra, la tilde apuñala y la coma no separa, el verso respira tenso y el sentimiento es intenso, el anhelo habla, la ilusión se desbarata y duerme el sueño sin tu almohada. Ya leerte no puedo porque al recitarte me lleno de celo, respirarte es de ateo porque tu dios te dejó por otro averno, olerte no puedo porque ya te poseyó otro viento y saborearte es tarea de ingenuo, pues cuando cierro los ojos te veo llena de otros besos.
               Quiero ser por ti escuchado pero no encuentro esa tinta que se explique en mi mano, quiero ser oído, lamido y otra vez besado, pero mi piel en el tiempo de escamas se ha llenado. Le pido al verbo que se atreva y al adjetivo que lo envuelva, al grito que se escriba, al gemido que de eco se vista, al silencio que navegue lento y abandone el tiempo, a la poesía que me rinda pleitesía y al espacio que le robe metros a la distancia y así de frente, te pueda hablar a la cara.
               Me gustaría decírtelo pero no sé cómo, explicártelo pero ya me siento muy cansado, contártelo pero en el cuento mi destino he dejado y aún así,  quisiera estamparlo en el fondo de tu alma, tatuarlo en tu piel antes del alba, decirle a tus ojos que lo tengo escrito en la mirada y a tu boca que se atreva a sentirlo entre mis labios, cada vez que te susurre un beso o una palabra…¡cómo me gustaría empapártelo!, pero mi corazón ya se ha secado…¡como me gustaría dibujártelo!, pero mis dedos olvidaron los colores en un pasado…¡como desearía ser mago!, pero la vida sin chistera me ha dejado y sin una varita que me dé amaño, solo me ha dado el poder del mimo, el sueño de un amor nunca vivido y un camino lleno de dudas, espinas y versos sin tintas ni rimas. Como quisiera que el tiempo fuera parte de otro espacio, que me dejara eterno en la trinchera de un silencio ansiado, que no hubieran paredes a mi lado pues hasta mi sombra he odiado y que cuando llegue la hora, esa hora en la que todo es nada, solo esté conmigo la arena de mi playa, la sal de mi agua, una vida pensada y el reflejo de una Luna que como yo, ya luce cansada.
               Escribí una carta dirigida a ti, porque te creía mi destino, escribí una carta para ti  y pensé que no la habías recibido…y ahora sé, que escribí una carta a tu olvido.