lunes, 24 de octubre de 2016

DECISIONES


        El día que me di cuenta que no podía hablar todo lo que pensaba, decidí escribir, decidí que mis pensamientos dieran forma a mi prosa, decidí que por fin la vida diera forma a mi destino porque sin las letras, mi pobre inteligencia moriría sin adicción.
        Amar es un pasaje, reír es acariciar tiempo, llorar es abrazar nostalgia quizás tristeza o quizás permitir el nacimiento de un sentimiento. Merecer,  es vida de pobres y tener, es dicha de ricos. Comer,  es cotidiano de algunos vivos y luchar por un gramo de pan, es rutina para los hambrientos. Poder,  es poesía para los políticos y creer en ellos solo es una utopía de vida. De la misma manera que lamer, es vida para los perros y relamer, es vicio para algunos.
      Canción de vida que amañaste cunas sin saber qué mano las mecía, terror de hospital que implantas falanges en ajenas anginas, huracán de quinta categoría que no mueves un grano de arena de nuestras playas, temblor social que solo expides humos donde hay tantos fuegos por apagar.
       Decidí dejar de luchar porque la sociedad que me tocó, roza la incompetencia, roza la desidia y muere poco a poco en la ignorancia del lodo político. Decidí dejar que otros sean, que otros diviertan sus ideas y embalsamen su tiempo con el eterno formol del  “aquí no pasa nada”.

      Hace tiempo pensé en dejar de ser lo que soy, porque lo que soy no vende y si no vendo no como. Pero luego decidí seguir siendo como soy, porque en mi fracasada transmutación, no pude ser otro…Tal vez algún día, alguien me compre. Hace tiempo que sé, que no tengo libertad para decidir. Porque una decisión no solo cambia una vida, sino que mueve otros destinos. Porque una decisión, siempre será un arma de dos filos: para quien la toma y para quien la siente…Por lo tanto ya decidí que en mis decisiones, seré yo quien las tome y seré yo,  el único que las sienta. Así seguiré siendo quien soy y mis decisiones, tomadas desde la libertad, pasarán inadvertidas sin herir sentimientos que no provoqué.