martes, 18 de octubre de 2016

SÉ QUE NO TE PUEDO TENER...


        Sé que no te puedo tener y es por eso que mis manos respiran vacío en mis noches. Sé que no te puedo tener pero en mis sueños te abrazo, te respiro y dejo que mi alma suspire con cada uno de tus alientos. Sé que no te puedo tener porque la distancia es cruel en el amor, la dicha por ti no entiende de paciencia y poquito a poquito tu libro ya se cierra cuando intento leerlo.
        Sé que no te puedo tener y es por eso que mis ojos se empañan cuando intento ver tu espejo. Sé que no te puedo tener pero en mi poesía siempre habrá un verso que hable de ti, en mis letras sembrarás las comas y en mi prosa, firmarás el epílogo. Sé que no te puedo tener y en tu ausencia reclamaré a la vida, la pasión por tu recuerdo. Sé que no te puedo tener y le hablo quedito a mi nostalgia para que entienda que su orgullo, murió en ti.
        Sé que no te puedo tener y convertiré el fuego de tus velas en fría cera pegada a mi mesa, dejaré al sol mis tintos para que clamen su vinagre y transformaré la cadencia de tus olores en rocío para mi jardín. Sé que no te puedo tener pero en el viaje de mi vida sigues siendo dueña de mi boleto y la letra mayúscula de mis versos. Sé que no te puedo tener y lleno de rabia el frío de mis noches. Sé que no te puedo tener y dejo que mis manos secuestren el olor de tu almohada y lo impregnen entre mis piernas. Sé que no te puedo tener,  pero construí un castillo en la arena de mi mar…Tú eras mi princesa y yo tu héroe: Encarcelé tu alma entre mis olas, soldé con candados tu virginidad, escribí con dolor tu destino y cuando sentí miedo en tu corazón, te di libertad.          
        Sé que no te puedo tener y te regalé distancia . Sé que no te puedo tener, pero me regalaste vida. Sé que no te puedo tener, pero debes saber que para siempre nadie tocará una música en mi baile,  sin que uno de tus acordes escriba ternura en mi pentagrama. Sé que no te puedo tener, pero también sé,  que el día que sientas amor…Tu alma repetirá mi nombre.