sábado, 22 de octubre de 2016

PASIONES Y RECUERDOS


        Mírame despacito y entiende lo que dicen mis ojos. Escucha con atención y podrás besar mi alma. Siente mi silencio y quizás comprendas mi vida. Deshebra los hilos de mis letras, porque entre ellas encontrarás el porqué de mis sueños.

         Acércate y ve como esa lágrima recorre mis ojos, se desliza en mi mejilla y suaviza mis labios. Es la lágrima de la nostalgia, la lágrima que día con día se evapora con el aire de tu recuerdo. Dame tu dedo y siente la cicatriz que parte mi barbilla: Es la profundidad del retenido deseo y la huella que dejó tu lengua en aquella salvaje pasión.

         Siento mi amanecer a tu lado, soltando transparencias entre calientes tazas de café. Todavía dibujo mis dedos desabrochando los botones de tu blusa, huelo tu piel retando pecado y humedeciendo el vigor de mis genes. Memorizo tus pezones atravesando mojadas inquietudes, escribo poemas donde mi lengua suda tu piel y relato prosas donde tu cuerpo contorsiona mis gemidos.
         

         Gritos y recuerdos que noche tras noche, aún escribes en mi cuerpo. Sabores y olores que todavía muerdo entre mis sábanas, éxtasis de mujer que dejas que tu sensualidad emborrache mi cama y llene de ansiadas lujurias la locura de tanta imaginación. Bebí tu cuerpo y tomaste por asalto mi alma, comí exóticas flores en tu piel y sembraste ternura en mi corazón, te penetré y tus ojos me amaron.

         Pasiones que recuerdan momentos, encendidos algodones que sanan mi alma. Pasiones que desbordan lágrimas por no tenerlas, pasiones que destierran miedos y alimentan vida.