sábado, 1 de octubre de 2016

MIENTRAS EXISTAS...


     Mientras exista una brizna de oportunidad, lucharé por ti. Mientras las brasas de tu amor chispeen,  lucharé por ti. Mientras tus ojos no miren más allá de mi recuerdo, lucharé por ti. Mientras los vientos de tantos y tantas no cieguen tus sentimientos, lucharé por ti.
     Sembré un perfil y adecué mis escritos, pensé en ti  y alargué mis brazos para que tu alma durmiera en ellos. Asumiste el letargo como algo natural, sabiendo que la paciencia no es amiga de la eternidad. Y ahora respiro quedito y cuando exhalo solo dejo que mi aliento viaje por el espacio del olvido, dejo que tu eco evoque mis versos, dejo que mi alma todavía sienta un poco de tu corazón.
     Pisé el fango de tu lodo, embarré mis dedos con la nostalgia de mi tristeza, enjuagué pecados sociales en los pañuelos de ajenas amistades y cuando sentí tu traición, solo mi luna cobijó tu ausencia y secó  las lágrimas de nuestros hijos.

      Fijación errónea en el deber por ser, siniestra herrumbre que oxidas mis querencias, cáliz de sangre que confundes el dolor con el profundo despecho de mi amor. Eterna sombra que invades mi realidad con la falsa oportunidad, esperanza de un retorno que amó infidelidad y vomitó  hieles en mi historia por encontrar algo mejor.  Sombra de mujer que aún hoy,  tapas el sol de mis deseos.
      Pausa y error, vigilia y temor, oportunidad y soledad...Mientras existas lloraré tu ausencia, mientras existas reclamaré mi libertad..Mientras existas, recordaré tanta lucha por ti que ahora sé, jamás mereciste.