martes, 5 de abril de 2016

COLORES

      Mis dedos pueden escribir amor porque entre ellos escurren tus sentimientos. Pero al tocarte, acariciarte y al besar la ternura de tu piel siento el sacrificio de los miedos en el temor de mis inseguridades.
      Mente que alargas el conocimiento de la profunda emoción, pensamiento que hablas en mi oscuridad, posibilidad que arrancas ideas y mueves humedades.
      Te conocí en el sueño, abracé tu cuerpo en mi poesía, quemé ansias en mi carne y ahora en el dolor, se abren mis poros y gritan tus gemidos. Sembré gotas de pasión en el viento encelador de tu luna, puse miel en tus lágrimas para que endulzaran tus ojos y en mi triste distancia llené de versos tantos paisajes que ni los colores del arcoiris pudieron iluminar.
       Sereno que guardas llaves y noches en mis sueños, carcelero que tienes esposado mi corazón entre los barrotes del desamor, mundo que agobias y estremeces mi alma, vida que llenas de amargura las cobijas de mi soledad, nubes que transportan solo palabras en la intensidad de mis lluvias.
       Pintaré de colores mi vida y traspasaré nostalgias, iluminaré de verde mi paisaje y le daré vida, el azul será óleo en mi cielo, el rojo recubrirá mi cuerpo de pasión, el amarillo será el resplandor de mis deseos, de blanco vestiré mi utopía, de púrpura mi poesía y de negro mi pasado.
       Colores, arcoiris que pintas emociones, dibujos del sentimiento, sueño de una esperanza.