Translate

sábado, 2 de abril de 2016

CORAZÓN ROTO

      Había una vez...Un corazón roto.

            Un día mientras su cuerpo dormía, decidió soñar,..Escuchó su alma, cargó su mochila de sentimientos y en uno de los bolsillos puso sus recuerdos por si tenía sed.

            Caminó y caminó

            De una mano a otra, de un sentimiento a una arrogancia, atravesó odios y navegó entre envidias, escuchó desamores y cruzó la frontera de la desidia.
            En un pertrecho, en el espejismo de su cansancio vió un piano...Se acercó a él...Tocó una de sus teclas y sintió el pasado, sintió memoria...Sintió un poco de libertad. A su lado un saxo, aburrido y tosco...Y recordó sus noches de jazz.  En su ansiedad compuso una melodía, en su tristeza compuso lágrimas...En su temblor cantó...Que estaba roto.
           
             Y entendió que no solo era músculo, que era emoción, que abrigaba sentimientos, que guardaba anhelos, que poseía deseos y que protegía a un cuerpo que a veces lloraba en su piel.
             Y comprendió que solo en su sangre podía renacer, que solo en ese sufrimiento podía latir...Y que solo bajo el cobijo de su alma podía existir.

             Mi corazón volvió y le di el calor que calmara sus fríos, le di el cariño que solo mi soledad le puede dar en sus sueños y le di el abrazo que solo mi alma le puede regalar.
             Y le prometí que a partir de ahora no solo sentiría dolor sino que también viviría de ternuras, que no solo sentiría nostalgia sino que viviría futuros, que no solo me sentiría sino que gozaría del pleno derecho a compartir mi Amor.