martes, 26 de abril de 2016

RETRATO DE UNA REBELDÍA


          Liberal compulsivo, anarquista en mi utopía y nacionalista por nacimiento.
          Idealista en mis sueños, pervertido en el erotismo y lleno de dudas ante la religión.
          Pintor de imaginaciones, dibujante de anhelos y escritor de sentimientos.
                
          Intensidad que vives en cada uno de mis versos, dulce caricia que día con día recibo de los vientos de la inspiración y que mata mis miedos. Agonía de amor en la esperanza de mi corazón, cotidianas preguntas que disipan ilusiones y abrazan mi soledad.

         Ángel caído que empujas mentes al precipicio de la depresión, demonio que encelas mis recuerdos cada atardecer, cielo que oscureces  noches cuando tus nubes tapan mi luna. Rebeldía que te paseas de incognito entre las injustas fauces sociales.

        No enfades mi alma porque llenaré de besos mi aire y sentiré a lo lejos el latir de ajenos alientos.  Mis manos abrirán sus palmas y recibirán las energías del universo, mis dedos serán cuerdas en el arpa de la vida y mis brazos siempre abrigarán un sueño. Mi sombra no morirá por nada, las olas nunca borrarán mis huellas y jamás,  la desidia poseerá mi poesía.
       
         Sé que el camino es largo, lleno de aventuras , conocimientos y largas listas de espera.
         Ya entendí lo banal, sentí  lo injusto, viví la infidelidad y bebí la dura nostalgia de un añejo tinto en las lágrimas del no saber qué hacer.

         Tengo un destino….Preñaré el camino de amor y así llegaré más lejos…Tatuaré de mis versos cada paisaje que viva y en el ocaso,  liberaré mi alma para que siga escribiendo la intensidad del amor.