https://publishers.propellerads.com/#/pub/auth/signUp?refId=Tilr HISTORIAS DE ITACA: TE SIENTO PROFUNDA.

sábado, 9 de diciembre de 2017

TE SIENTO PROFUNDA.


                  Te siento en cada una de mis mañanas, en la soledad de mis días y entre las ternuras de mis noches. Traspasan tus humedades mi piel, caminan silencio los pensamientos, una lujuria encoge mi espina dorsal y el dulce escalofrío, llega para quedarse. La emoción disfraza sus lágrimas, el alfil olvida su movimiento, la caricia se desea, el sentimiento se tensa y el beso muerde labios.
                 Abro mi alma y tu espejo le muestro, abrazo mi corazón y las venas empiezan a latir, el tiempo bombea fuerte, el espacio engulle su aire y la distancia se queda sin horizonte. Ven hacia mí porque descubrí una senda entre nubes y cien atajos en el cielo, te llama el viento y mi olor te posee, cierras los ojos y abres tus manos, siento cerca tus pisadas y de huellas se llena mi mar, se oculta el día y mi Luna te refleja porque eres mujer de ángel, la niña de un cuento de  hadas y el sueño que cose mi destino.
                Ya tu sombra me viste, tu desnudez me desprotege, el grito del rayo te muestra y tu figura enchina perlas en mi piel. El aire respira seda, el aliento desprende vaho, tiembla la emoción y la espera termina: en tu cabello entrelazo mis dedos, en tu espalda pego mi abrazo, en tu mirada mi alma y en cada latido un pedazo de mi corazón. Fluye el sudor y las bocas se abren, nada el deseo y las manos se llenan de ti y de mí, sonríes y te miro, suspiro y vive en tu dedo el mimo, te beso, se deshace mi camisa, mis labios se pierden en tu cuello y tus senos se atreven, erizan viento y se clavan en mi pecho. Una ilusión imagina, la caricia se reinventa, la ternura emociona, las lenguas son osadía, baila la saliva y habla profundo tu olor. Vive el éxtasis en cada pared, la excitación gime, la mirada consiente y el alma desea, se ralentiza el miedo, sufre el pecado y la tentación salpica pasión por doquier, eres mía y en la posesión te adoro, soy tuyo y la penetración exige el dulce clímax, el vigor presume, las piernas tiemblan y quedito asoma duro el orgasmo, se repite, fluye y grita, despacito desparrama el último sentimiento y poco a poquito nos eyacula juntos.

               Y la noche se hace eterna, en su rincón escribe la Luna, a un lado un hada se llena de reflejo y cien delfines se abrazan en nuestro mar. Una vela funde su cera y el viejo tinto se descuelga en dos copas. Se abren las sombras y entre gotas de lluvia el cielo muestra el gran abanico de su música. Nos llenamos de sus acordes mojados, de sus roncos saxos y degustamos cada tecla de su piano, la melodía envuelve y nos embriagamos en el baile de los sentidos. El hechizo se completa, el amor escribe sus versos y dos almas se juntan en poesía. Prende una fogata sus leños, viaja tierna una caricia, el ambiente perfuma pasión, sedas y vainillas, chocolates y jazmines, atrevidas miradas y sueños de niños. Inventa el viento un susurro y por mi boca lo habla, cierran mis labios tus pestañas y despacito te digo, que te siento profunda.