miércoles, 8 de febrero de 2017

UN RECLAMO...


         Este mes cumplo un año, publicando mis poesías o más bien dicho mi prosa poética en más de 80 grupos de Facebook y en más de 50 comunidades de google. En todo este tiempo he tenido más de 190.000 visualizaciones y un montón de likes…La verdad es muy poco. En todo este año dí seguimiento a un libro, a un libro de un autor que no conozco, que escribe excelente y que merece toda mi admiración. Ese libro alcanzó un poco más de 500.000 visualizaciones en un año, más de 300.000 likes y solo 1000 comentarios o interacciones. Pero esto no es lo más terrible, lo penoso es que el 80% de los likes fueron por el título y el 30 % de los comentarios solo se referían a los primeros capítulos. Claro, es un libro electrónico, pero  no deja de ser un buen libro.  ¿Qué nos está pasando? ¿Acaso somos tan imbéciles que preferimos sentarnos frente a una ridícula novela televisada, con cien anuncios y con una pobreza intelectual que asusta, que sentarnos frente a un buen libro y crecer como seres humanos?
        El 95% de los likes que dan en face y en google, son por fotos, pensamientos de dos líneas,  frases de amor y desamor de tres líneas, noticias e imágenes porno o de sangre. Los escritos de más de 25 líneas están por debajo del 0.5% en interacciones. ¿Qué nos está pasando?¿Somos tan superficiales?¿Somos tan poco sensibles?. La verdad es SI.
       Y nos llueven publicidades intentando que leamos 20 minutos al día…Por favor, no insulten la inteligencia de los que leemos. En 20 minutos, no hay reflexión, no hay continuidad, no hay lectura…Solo comedia. Dejen de jugar a las escondidas, dejen que la palabra fluya en las mentes, dejen que la poesía haga magia…Dejen la idiotez a un lado y trabajen en sí mismos.
       Yo no hago publicidad ni milagros, pero les doy un consejo: Si no están acostumbrados a leer,  agárrense a un buen libro, un texto, una historia o una leyenda escrita. Escojan el día que les dé la gana, apaguen la televisión de 9 a 11 de la noche y dediquen dos horas a leer. No admitan interrupciones, que los platos los lave el marido o la mujer y sino que se laven solos, que el perro se calle y el gato se duerma. Verán como a la siguiente semana, esperarán el día elegido con ansias y cuando eso pase, sabrán que su inteligencia renacerá, su experiencia se enriquecerá y su futuro se llenará de sueños…No solo es un reclamo, es un beso, a nuestra inteligencia como seres pensantes.
         Ojalá y lo lean, pues excedí las 25 líneas…