jueves, 11 de agosto de 2016

DULCE AMARGURA


                Reinventaste el sonido de los pájaros,  donde ahora solo escucho el gemido de tu recuerdo en mi amanecer.  Convertiste el acorde de una guitarra en el silencio de una sorda trompeta. Imaginaste el mareo de un rock and roll y engulliste cada una de sus notas hasta deshacer tu fuerza en el baile de esa inolvidable noche. Soñaste café y probaste su dulce amargura entre los labios de mi luna.
                 Mujer que vistes de azul seda las noches del mar, mujer  que abrazas silencios y traicionas sueños, mujer que te sientes bruja de amor y que en la soledad,  pintas con mi aliento el paisaje de la verdadera pasión. Caramelo recubierto de amaranto, cerveza pellizcada gota a gota en la artesanía de una obsesión, jalea real que invades intimidades y retas enfermedades. Mujer de lodo y miel, mujer de esperanza y desamor…Mujer que abrazas odios y regalas ternuras.

                  Quiero ser tuyo en tu exótica piel, quiero poseerte hasta que tus lágrimas mojen mis mejillas, quiero hacerte mía hasta que la luna de permiso al sol, quiero abrazar por un segundo tu destino y escribir en tu corazón el sentir de mi gran amor. Quiero beber en tu saliva la pócima de la eterna juventud, quiero recoger en cada uno de tus dientes la blancura de tu alma y pintar con ella la pureza del instante, quiero sentirte tan en lo profundo que ni una duda siembre su raíz en la tierra de mi razón.
                   Quiero y deseo…Deseo y exijo mi noche contigo…Porque sé que aunque hoy seas mía, tu destino se escribirá en otros corazones…Porque sé que aunque mis manos recojan puños de tu generosidad, en el próximo amanecer…Serás poesía de unos versos que quizás,  nunca se escriban.