lunes, 26 de junio de 2017

ABRÁZAME FUERTE...


                  Abrázame fuerte porque de ti, necesito la ternura de la caricia más poderosa que existe, tu abrazo.  Pídele a la noche que esconda sus estrellas, porque en la oscuridad es más intenso, recuérdale al silencio que invada ese instante, para que nuestras pieles se puedan escuchar y grítale al poeta de nuestro amor que por un momento deje de escribir y que se ponga a soñar.
                  Te veré y me verás, de cerca desearé tu aliento y tus ojos cerrarás, sólo la Luna nos mirará y un beso nacerá, preguntará tu pensamiento y mi atrevida imaginación le contestará…Y le dirá: Abrázame como el viento posee al árbol, como el mar enreda la suave arena con su espuma, como el águila con sus alas acaricia el cielo y como el olor de una taza de café quita el sopor de un amanecer. Abrázame con ternura porque eres mujer y de ella naciste, hazlo con premeditación y alevosía  porque el deseo de tanta pasión te lo pide, muéstralo desnuda porque en cada uno de tus poros lo sentiré y recítalo con todo tu amor para que mi alma lo escriba con sangre en cada latido de mi corazón.
                  Nacerá tu abrazo y en el camino, el mío pedirás. Seré fiel a mi cuna y llenaré mis brazos de sensibilidad, le pediré templanza al músculo y generosidad a mis manos, respiraré y en mi desnudez verás fuerza, exhalaré y sentirás como se eriza una pasión, rodearé tu cuerpo, soldaremos pechos y sudaremos sueño. Contorsionará la sensualidad, el erotismo imaginará, el calor vibrará y una lágrima, una lágrima de sentimiento, por nuestras mejillas resbalará.
                  El abrazo rozará eternidad, el tiempo se detendrá y el cielo su noche alargará. Nos convertiremos en uno y sin hablar, el verso escribirá las más candentes rimas. Viviremos el gran baile de los sentidos, inventará la música un pentagrama hecho de piel y la orquesta tocará cien acordes por cada beso, cien notas por cada caricia y una canción de amor por cada mirada. Y los invitados llegarán poco a poco al baile. Se mirarán, se enamorarán y danzarán y danzarán sin parar…Mis manos con tu espalda, tus dientes con mis labios, mis dedos con tus cabellos, tus pezones con mi pecho, mi lengua con tu cuello, tu saliva con mi vientre, mi boca con tus muslos y tu mirada con mis ojos. Y el baile es majestuoso y ya nadie cabe en la pista. Se levanta mi poesía e invita una copa a tu alma, se juntan nuestros corazones y piden una botella (los camareros se vuelven locos), la atrevida perversión le quita la silla a la decencia, se cae y se lleva mantel, copas y mesa (todos ríen), llega el silencio con el traje más caro y seguridad lo bota a la calle, el sentimiento mira de reojo a la orgía, desconfía pero ella lo invita a bailar y acepta (¿qué otra opción?), vomita su borrachera la intolerancia (¿Quién la invitó?...”Siempre se invita sola”, murmura la razón), y libertad hunde su cabeza en el excusado, entra el Amor y todos aplauden.
                  Abrázame fuerte, porque el baile todavía no termina.