https://publishers.propellerads.com/#/pub/auth/signUp?refId=Tilr HISTORIAS DE ITACA: ESPIRITUAL.

martes, 29 de mayo de 2018

ESPIRITUAL.



               No sé como sentirte, la distancia impide, lucha de piel y sábanas, paredes que revientan puños, miradas que desconocen albas, rocíos vacíos, pensamientos impíos, humedades vagas y gritos, que hasta mi Luna quebrantan. Debemos fundirnos, de naturaleza vestirnos, compartirnos en aire, viento, en cada solsticio y en cada copo de nieve que viaje esponjoso y tenue.
               Explica el Universo que en la distancia hay más deseo, que en el anhelo hay un mundo paralelo en el que no hay espacio ni tiempo, el orgasmo se desdobla en intenso sentimiento y la piel se mueve en sudores llenos de rocío y flores de almendros. A él llegaremos, en su plasma viviremos dispersos, de Lunas nos llenaremos y en cualquier mar copularemos. Sentiremos distinto, lo pleno no será ajeno, la caricia entenderá que no es egoísta y el beso mantendrá siempre pegada, tu saliva con la mía.
               Cierra los ojos y emprendamos ese viaje solo de ida, grítale al cielo que eres osadía y que te atreves a ser mía,  escribe en el viento tu deseo que llenaré de mi aire tu aliento, alimenta el sueño, desnuda tu cuerpo, desgarra el pensamiento de tu mente y deja libre el alma, para que hasta mi cuerpo entre. Mójate de lluvia porque allá todo es diferente, las nubes son de azúcar y los mares de agua caliente, hay cien lunas que no reflejan sombras y mil estrellas que en sus destellos, solo amor provocan.
               El viaje es ardiente, la oscuridad tiene color, no hay temor, fijamos las miradas y bailan atrevidas en una sola melodía,  una dentro de la otra, se desvanecen nuestras ropas y son destejidas por un maravilloso enjambre de mariposas. Tu desnudez me embriaga todo y mi piel te explica que nunca más sudará sola, el deseo es inmenso, fluye la pasión como una gran ola, tu alma escribe, mi corazón la lee toda, en ese silencio no hay tiempo y el cielo del Universo se despliega poderoso, en todo su aliento.
              Un divino vacío nos envuelve, nos sentimos transparentes y la sensación nos toca, no hay nada que se interponga, ni un ruido, ni un “hola”...ni el canto de un grillo ni el gemido del mar cuando mece su ola. Mi alma es poderosa y de caricia se viste toda, de brazos su membrana y de labios su coraza, de música su ansia y de sentimiento su garganta, de verso su palabra y de poesía, el amor que exhala. Te abres toda y piensas que en ti no hay nada, te posee mi alma y el espíritu revienta en tus entrañas, el momento es único, la posesión eterna, el intenso vaho empaña cien vientos, el grito sobrecoge, el aura enreda y el agujero negro le pide al infierno que desobedezca al pecado, que lo ignore, que lo entierre en su desierto y lo duerma para siempre, como efímero y humano recuerdo.
              Nos sentimos compartidos y parte de un infinito merecido, uno dentro del otro, jamás divididos, oliendo lo mismo, con los mismos sabores y un escrito destino. No hay elemento en la tabla periódica que describa lo divino, no hay átomo que en su núcleo tenga el amor escrito y no hay ley en este mundo que impida tal posesión, porque existe más allá de lo conocido. Espiritual, la auténtica liberación del ser, el tocar alma cuando el amor es de verdad, el sentir ese latido cuando el corazón ya su sangre debe enterrar y el poder de penetrar miradas, más allá de la eternidad.