domingo, 15 de enero de 2017

HOY AMANECÍ DIFERENTE...


             Hoy amanecí diferente. Quizás sea un día cualquiera de un indiferente mes en un año de un escrito siglo. Quizás la luna que ya no veo, esté creciendo o menguando, esté en su plenitud o se esconda en sus miedos.  Hoy amanecí recitando ausencias, esperando milagros, sintiendo vacío en mi cama…Pero oliendo a café. Amanecí abrazando oportunidad, acariciando un sueño y escribiendo una letra de ilusión en mi alma. 
              Abrí el libro de mi vida, leí el prólogo que dibujaron mis padres, los primeros capítulos que relataban infancia y adolescencia...Y en el nudo de esa peculiar película, comprendí mis errores, vi carencias que sumaron letargo en mi vida y observé otra vez con miedo, la toma de esas decisiones que abrazaron mi rumbo. Seguí leyendo pero ya mi memoria confundía recuerdos, los recuerdos enjuiciaban mis sentimientos y ellos, enredaban cada vez más mi nuevo sueño. Pesada es mi historia que carga en su espalda un bagaje que mis huesos no se atreven ya a sostener, pesada es la dulce agonía de mi vida, que en sus entrañas, encoge mi alma y deja sin sentir a mi corazón. Pesadas las pestañas que cierran mis ojos ante la hermosura, pesadas las antiguas razones que no dejan respirar una idea en mi pensamiento, pesadas telarañas  que tejieron un laberinto de preguntas sin respuesta…Pesada Luna que ya nunca sonríes, una de mis noches.

              Amanecí diferente, porque ya cerré el libro. Amanecí diferente porque abrí uno nuevo, sus páginas están en blanco y el prólogo lo recitó mi ángel. Amanecí diferente porque soy diferente, pienso distinto y distingo el recuerdo del sueño. Amanecí diferente porque tengo una vida por escribir, un camino por relatar y muchos atajos que descubrir. Amanecí diferente, porque en mi sueño,  El Creador escribió en un pergamino mi epílogo y es tan hermoso, que volaron mil estrellas hacia mi libro, arrancaron la última hoja, la recubrieron de oro y diamantes, llenaron con sus caricias su textura y dejaron un espacio para que pusiera mi sello…Y el sello fue totalmente diferente.