viernes, 23 de septiembre de 2016

CRUDA MORAL


        Te dije que sentí y entre mis poros rasguñó la mentira. Te dije que goce tu piel y todavía siento esa aspereza en mis manos, te dije que te quería y ahora el silencio ahoga mi vida. Fingí pasión, desdoblé personalidad y llegó el temblor a cobrar mis miedos. Colapsé los sentidos del querer en la esquizofrenia del momento, embarré deseos entre los hielos del alcohol y cuando el amanecer sacudió mis sábanas, entendí  las culpas de mi noche.

         Cruda moral, inquietud solapada de mi nervio existencial, helada cerveza que disipas mis instintos, coraje emocional, libro endiablado de una luna sin reflejo. Catarsis de vida que enredas neuronas en la profundidad de mis sentimientos, poema corrido sin puntos ni comas que expresas prisas y ocultas miedos. Valor desconocido en la valentía por reconocer el error, alegoría inventada que explicas mi nostalgia y  disfrazas excusas con el manto de tu metáfora.


          En cinco minutos creé un mundo, en una hora expliqué ignorantes razones a mi cuerpo, en un día desperté poco a poco mi mente y en un segundo borré de mi teléfono su nombre.  Cruda moral que no entiendes de amores pasajeros, cruda moral que no comprendes pasiones de un momento, cruda moral que desvistes mi alma en el exilio de una noche.