miércoles, 7 de septiembre de 2016

PRESENTIMIENTO


         Invadiste la intimidad de mi aire, cortaste el escalofrío del viento, copiaste tu alma en el aura de mi mente y mientras el mar arrastraba tus pensamientos…Sentí tu luz. En ella perdí la inocencia del silencio, en ella aprendí el valor de mis deseos, en ella acaricié el lado oscuro de mi soledad y cuando abrí los ojos del corazón…Ahí estabas tú.

         Siéntate a mi lado y escucharemos en silencio, los caminos del tiempo.
         Acortemos espacio y arrullemos sentimientos.
         Dame tu mano que sentiré las asperezas de tu historia
         Acaricia mis dedos porque en sus yemas está escrito el teatro de mi poesía.

         Exigencia del corazón y pausa en el alma. Abrázame y enamórame, poséeme y destroza mis instintos. Deja que los leños del amor chispeen estrellas, deja que mis caricias arranquen los vellos de tus recuerdos…Deja que mi cuerpo se pegue por siempre en el sudor de tu piel. Porque en mi frenesí, hasta por tu saliva lloro…Ahí donde mi lengua envuelve sentimientos e inventa locuras, ahí donde el recuerdo exprime ansias y el placer escribe pasión, ahí donde los ángeles componen música y los paisajes se visten con tus colores. 
       
         Silueta que renaces entre humos cuando piensas en mí, sabor a mujer que distingues elegancia entre los labios de mi añejo tinto, gota de miel que tapas cada uno de los poros de mi conciencia…Seducción y distancia. Eco de pasión que desatas la furia de mis latidos, sensualidad mordida entre los dientes de mis recuerdos, fragancia de luna que un día empapaste de tu sangre la encarnizada lucha de mis sentimientos, rincón de sueño que te escondiste en un pedazo de mi alma…Ven y deja que este presentimiento reviva en mi noche.

          Un momento contigo, un instante de dulce eternidad.