Translate

martes, 28 de marzo de 2017

TRANSFIGURACIÓN EXISTENCIAL...


                    Soltó el amanecer la fría noche. Abriste los ojos, respiraste vacío y añoraste ternura. Levantaste cansancio y tus pies pisaron dolor, las manos recorrieron y apretaron los nervios de tu nuca, sentiste alivio, un solitario alivio que impregno tu primer bostezo. Miraste tu espejo y en él dibujaste tenues ojeras, vividas arrugas del tiempo, tímidos lunares y una pequeña cicatriz que te explicaba el porqué de aquel abandono.
                   Eras hermosa y sensual, coqueta y atrevida, cariñosa y divertida…Así eras tú, cuando vivías un antes sin haber conocido el después. Porque la rutina de ese amor te vistió como antigua estampa de viejo monasterio, como sombra de claustro y humedad de convento. Entraste en su espiral, te absorbieron sus garras y te perdiste en la extenuante perseverancia de la desidia. Te convertiste en predecible cuando tu corazón era espontáneo, a escondidas tus ojos lloraban hiel cuando su azul era envidia de mares y poesía de océanos, secaste tu alma cuando desde que naciste, tu espíritu de ella se alimentó como fruta fresca y gran manantial de felicidad.
                    Te conocí desde antes y en silencio te amé. Te conozco ahora y con mi palabra te amo. Te conoceré después y prometo que seré parte de tu alma… Porque en el amor se transfigurará tu existencia, te regalaré mi aliento y poco a poco volverás a vivir, te mostraré mi mundo y juntos lo llenaremos de poesía.
                    Recorreremos recuerdos no vividos. Te conduciré al borde de aquella montaña, allí donde la ciudad muestra sus luces y sus misterios. Tomaremos por asalto el asiento trasero y dejaremos que sea el cielo quien disfrute el rechinar de los deseos. Iremos al cine y te llenaré de palomitas, besos y manos. Cerraré los ojos y me llevarás de la ficción al éxtasis, de la vergüenza a la osadía y de una sala de cine a una sensualidad escondida. Te invitaré a cenar. Te llenaré de rosas y velas, de romance y tinto, de palabras y sueños. Bailaremos pegados, juntaremos olores y besaremos sabores. Escucharemos silencio y dejaremos que hablen los abrazos, las ternuras y las imposibles leyendas de amor…Te llevaré a mi mar, pervertiré tu luna y desnudos nos llenaremos de blanca arena.  Nadaremos sobre salvajes crestas de ola, llenaremos labios de sal y en la inmensidad de su poder, seremos grandes, fuertes y eternos. Seremos uno, latiremos unísonas humedades y en cada caricia nos llenaremos de rica espuma. Sembraré de pétalos esa playa y tu vida. Tomaré en mi puño tu vieja historia y la arrojaré a nuestro mar para que se convierta en coágulos de sangre para tiburones, en carroña para las serpientes marinas y en olvido para ti.

                    Transfiguraré tu existencia, cambiaré tu vida, te haré mía y cuando la eternidad se atreva a escribir una poesía en el cielo, te aseguro que tendrá tu nombre y el mío.