sábado, 9 de julio de 2016

EL NACIMIENTO DE UN AMOR


       Nació una luz en el universo, nació tu amor. Tan grande fué la explosión que generó que ni los ángeles se atrevieron a mirarla, tan grande fué su hermosura que ni el viento se atrevió a tocarla… Tan grande fué su intensidad ,  que el mar arrugó tanta inmensidad y escondió su bravura bajo los reflejos de tu luna.

       Arcángeles del silencio que arrullaron mi corazón hasta el borde de las lágrimas por desearte, hadas y serafines que sembraron gotas de tu sonrisa en mi alma, poesía escrita en la fugacidad de miles de cometas que atravesaron mi pasión con las lanzas de su ternura. Miel entre mieles, excesiva dulzura que solo mis labios alcanzaron a comprender en tu primer beso.

     Atrevimiento de mujer que bajaste entre las nubes de mis sueños y robaste mi entendimiento, musa que vives noche tras noche en mis poemas sin saberlo, compañera de viaje que ordenas mi camino solo con tu imaginación, resplandor que arrodillas mi destino bajo la sombra de tanto amor.

    Vives en mí y yo en ti´, tu pensamiento habla en mi mente y mis palabras crecen en tu sueño, tu cuerpo rodea mis brazos y mis besos hechizan tus labios, tu piel acaricia mis manos y entre mis dedos desvaneces tus fríos…Tu corazón se fundió en mi alma y nacieron los más bellos versos que un poeta puede escribir, nació la pureza de un sentir, nació un alma blanca que envuelta en tu aroma solo alcanzo a escribir…”Te amo”.