Translate

viernes, 21 de abril de 2017

ESE SENTIMIENTO...


            Te conocí y descubrí un sentimiento. Era chiquito, hermoso, brillante y frágil. Lo atrapé, lo guardé en mi alma, se hizo grande y atravesó mi corazón. Me sometí a cirugía, se asustaron los doctores, las enfermeras bailaron, me durmió mi Luna y cuando desperté…Tenía un marcapasos, una pequeña máquina que guiaría mi destino hacia ti.
            Le expliqué a la vida que quizás sin ti, no la merecía. Le expliqué a la muerte la nostalgia del tiempo sin tus brazos y les recité a mis labios tu recuerdo, para que dejaran de agrietarse. Permití que mis ojos lloraran y en cada lágrima escribí un deseo, ese deseo mágico que solo el amor puede sembrar. Dormí la pasión, la puse en un vaso con agua y dejé que durmiera en mi mesita de noche.
            Le expliqué al instinto esa extraña sensación de querer y no tener, de desear y no poder tocar, de guardar calor, de exprimir emociones, de abrigar vacíos y de eyacular distancias. Le expliqué a la justicia el pobre nivel de su balanza, a mis brazos su perdida fuerza y a mis piernas sus falsos temblores. Le expliqué al infinito que te quiero, a la eternidad que te amo, a la oscuridad que en ella te siento y a mi Luna que te extraño.
            Le expliqué al cielo que de nada me sirve su azul, si en su color no te desnudas. Le expliqué a las estrellas que de nada me sirven sus destellos si en cada uno de ellos, no están tus lindos ojos. Le expliqué a la música que sus acordes son tristes si su melodía no nace en tu piel. Le expliqué a la Tierra que deje de crecer sus flores porque no quiero rosas llenas de pétalos que no huelan a ti. Le expliqué a mi sentimiento que no está solo, que algún día lo abrazarás y en él vivirás.
            Ese sentimiento es legítimo, fuerte y real. Ese sentimiento es pasión y ansiedad. Ese sentimiento es valor y verdad. Ese sentimiento…Eres tú.